En muy corto plazo de tiempo, la tecnología de producción Virtual basada en Led ha pasado de futuribles experimentos a una realidad en la producción cinematográfica, decenas de estudios están surgiendo por todo el mundo aplicando estas tecnologías.

Como consecuencia de esta velocidad, nos encontramos aún con escasez de documentación acerca de ella, aparecen por aquí y por allá diferentes textos en ocasiones muy teóricos y poco realistas.  Es por ello en parte, que hace unos meses contacté con Orca Studios para tratar de conocer un poco más desde el punto de vista de la dirección de fotografía las implicaciones del uso de esta batería de herramientas que es el VPX, así surgió la idea de hacer unas jornadas abiertas en las que experimentar, debatir y mostrar su potencial.

Scouting del studio– Conocer de qué paneles led disponen, cual es su densidad, cual es su luminosidad, tamaño total, ángulo de cobertura, que sistema de trackeo de cámara utilizan, que motor de render…

Definir el tipo de espacio virtual, si nuestro proyecto necesita foto/vídeo 360º, fotogrametría o full cgi, esto será determinante para saber si es necesario o no motion tracker, superficie led que necesitaremos, etc

Scouting Virtual-En caso de necesitar fotogrametría, será una ya generada o necesitaremos generarla, iluminar, atrezzar ese espacio, y realizarla, pero esto merece un capítulo a parte.

En caso de partir de fondos full cgi, necesitaremos “visitarlos” virtualmente, pues tendremos que tomar decisiones sobre que localizaciones de ese entorno usaremos, como lo atrezzaremos virtualmente y si eso tendrá su refelejo en el mundo real del plató, tendremos que iluminar ese espacio cgi etc…  

Atrezzo en set, es fundamental para hacer mas crehíble la integración, y como hemos dicho antes irá de la mano de lo que se haga en los fondos virtuales 

Cámara, tendremos que seleccionar cuidadosamente la cámara, y como en cualquier otro proyecto, y quizás un poquito más ser conocer muy bien su ciencia de color, resoluciones óptimas de trabajo, barrido, etc y trabajar con cámaras que permitan genlock para que pantalla y barrido del sensor sean perfectamente síncronos.

Óptica me gusta imaginarme el sistema como un “sándwich digital”, en el que la primera rebanada de pan sería la pantalla, el jamón y queso, actores atrezzo y todo aquello del “mundo físico real que pongamos delante y la última rebanada que cierra este “sándwich digital” la cámara (en el caso que el soporte se digital, ya dedicaremos otro apartado al fotoquímico). Este “sándwich” puede crear en su digestión (y acabo ya con el símil culinario) digitalitis, esa imagen tan, técnica, definida, etc que evidencia ser irreal, es por ello que la elección de las ópticas sea algo primordial mas si cabe en producciones VPX. Es habitual leer por ahí que noi se debe cerrar diafragma más allá de  T2,8, pero cero que es algo que no se puede hacer general a todas las lentes, depende mucho de la personalidad que tengan estas, por ello es muy importante conocer bien las cualidades y limitaciones de la lente con la que queramos trabajar, y hacer una buena selección en el filtraje.